miércoles, enero 20, 2010

Dios los cría y el oportunismo los amontona

No hay comentarios.: